HERNIA UMBILICAL

Hernias Inguinal

Es la segunda hernia del abdomen en frecuencia. Puede ser provocada por embarazos, obesidad, o condiciones que aumentan la presión intraabdominal. Es más frecuente en infantes de raza negra. El 10 % de los nacidos vivos presenta hernia umbilical, de estos el 97 % se cierran espontáneamente a los 4 años. Los niños se deben operar si la hernia persiste después de esta edad, si el defecto es mayor de 1.5 cm o si se complican. Afecta más a mujeres. Se presenta en el 4 a 5 % de adultos. Es un abultamiento en ombligo, siempre tienden a crecer. Ocasionalmente duelen o se complican. Cuando se estrangulan afectan colon o epiplón. En el adulto de tratan con cierre primario con técnica de mayo si el defecto es menor de 1.5 cm, si es mayor se usan mallas. Actualmente existe una malla redonda con una cara rugosa adherible al peritoneo que tiene un par de tiras de 1 cm con las cuales se fija al anillo herniario con sutura no absorbible. Y otra cara con cobertura de omega 3 antiadherente que puede estar en contacto con viseras. Aparecen justamente en la cicatriz umbilical, se ve con más frecuencia en mujeres, al inicio solo se aprecia una pérdida de los pliegues del ombligo pero pueden alcanzar dimensiones considerables y atrapar su contenido requiriendo un tratamiento de urgencia. Dependiendo de su tamaño se pueden operar bajo anestesia local y en forma ambulatoria.